Buscar
  • Ángel Espinosa Gadea

¿Alfonso X el Sabio en California?

Las Siete Partidas de Alfonso X de Castilla, un corpus de leyes del siglo XIII, siguen vigentes aún hoy día en diversas jurisdicciones de los Estados Unidos de América


Las Siete Partidas permanecieron vigentes en toda Hispanoamérica hasta principios del siglo XIX... y ha seguido recurriéndose a ellas mucho después

El Novísimo Sala Mexicano, aún en 1870, cita las Siete Partidas como fuente supletoria del derecho del Distrito Federal mexicano.


Hay muchos más casos de recurso a las Siete Partidas a lo largo de los siglos XIX e incluso XX y tal vez uno de los más pintorescos sea el del conocido como «Rancho La Ballona», en California. El rancho era una extensa finca de casi 60 kilómetros cuadrados perteneciente a las familias Machado y Talamantes en virtud del Tratado de Guadalupe Hidalgo, suscrito el 2 de febrero de 1848 entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América al término de la guerra entre ambos países.


De acuerdo con el referido tratado, los Estados Unidos de América se comprometían a respetar las propiedades pertenecientes a mexicanos sitas en los territorios cedidos al país de las barras y estrellas a raíz de la guerra. Los Machado y los Talamantes venían haciendo pastar su ganado en dichas tierras desde 1821, año en que España les había concedido ese derecho en los últimos estertores de su dominio sobre ellas. Ese mismo año, California pasaría a convertirse en una provincia de la neonata república mexicana. En 1839, el Gobernador de México Juan Bautista Alvarado corroboró el título de propiedad de las familias Machado y Talamantes.


Cerca de siglo y medio después, en 1984, la ciudad de Los Ángeles y el Estado de California intentaron comprar parte del rancho para darle un uso público. El Tribunal del Estado de California estimó las pretensiones de dichas entidades públicas al considerar que la franja costera debía estar destinada al disfrute del público. Aunque el Tribunal Supremo, de rango superior, anuló posteriormente esa sentencia en 1984, es digno de mención el razonamiento contenido en el escrito de demanda de los abogados de las entidades públicas, en el que arguyen que el Estado de California tenía derecho a reservar esa zona costera de la propiedad al uso público con arreglo a las leyes 3 y 6 del Título 28 de la Tercera de las Siete Partidas de Alfonso X:


«Ley 3: Las cosas que comunalmente pertenecen a todas las criaturas que viven en este mundo son estas: el aire y las aguas de la lluvia y el mar y su ribera, pues cualquier criatura que viva puede usar de cada una de estas cosas según le fuere menester, y por ello todo hombre se puede aprovechar del mar y de su ribera, pescando y navegando y haciendo allí todas las cosas que entendiere que a su provecho serán.


Ley 6: Los ríos y los puertos y los caminos públicos pertenecen a todos los hombres comunalmente, en tal manera que tanto pueden usar de ellos los que son de otra tierra extraña, como los que moran y viven en aquella tierra de donde son; y comoquiera que las riberas de los ríos sean, en cuanto al señorío, de aquellos cuyas son las heredades a las que están ayuntadas, con todo eso todo hombre puede usar de ellas ligando a los árboles que allí están sus navíos y adobando sus velas en ellos y poniendo allí sus mercadurías, y pueden los pescadores poner allí sus pescados y venderlos, y enjugar allí sus redes, y usar en las riberas de todas las otras cosas semejantes de estas que pertenecen al arte o al menester por los que viven.»


Hoy día, Alfonso X es uno de los 23 legisladores fundamentales cuyas efigies figuran en el Capitolio de los Estados Unidos de América.


Para profundizar


Manuscrito de las Siete Partidas.

147 vistas

© 2002-2018, Ángel Espinosa Gadea.